Valeri Jarlamov


11 campeonatos de la Campeón en los Juegos Olímpicos de Sapporo de 1972, Juegos Olímpicos de Innsbruck 1976 y subcampeón de los Juegos Olímpicos de Lake Placid 1980

Valeri Borísovich Jarlámov (en ruso, Вале́рий Бори́сович Харла́мов, AFI: /vɐˈlʲerʲɪj bɐˈrʲisəvʲɪtɕ xɐrˈɫaməf/; 14 de enero de 1948- 27 de agosto de 1981) fue un destacado jugador de hockey sobre hielo de la Unión Soviética y del equipo HC CSKA Moscú durante la década de los años setenta. Aunque solo medía 173 centímetros de estatura, Jarlámov destacaba por ser rápido, inteligente, hábil y anotador. Está considerado como uno de los mejores jugadores de su época, así como uno de los mejores jugadores de todos los tiempos.[1]

Valeri, que ocupaba la demarcación de ala derecha, marcó 491 goles en 681 partidos disputados entre la selección y su club. Jugó 436 partidos, con 293 anotaciones y 214 asistencias en su equipo. Desde 1968 hasta su muerte en 1981 fue una de las grandes estrellas tanto de la selección soviética, ocho veces campeón del mundo, como del CSKA Moscú, donde consiguió once campeonatos soviéticos.[1]​ Fue nombrado como el jugador más valioso y máximo anotador del campeonato soviético de 1972, y jugador más valioso en el campeonato de 1973.

En los campeonatos internacionales, estuvo en once campeonatos mundiales, ganando 8 medallas de oro, 2 de plata y 1 de bronce. Campeón en los Juegos Olímpicos de Sapporo de 1972, Juegos Olímpicos de Innsbruck 1976 y subcampeón de los Juegos Olímpicos de Lake Placid 1980, ganando dos medallas de oro y una de plata, y participó en los ocho partidos de la Summit Series de 1972 contra los mejores jugadores de Canadá. Pasó la mayor parte de su carrera jugando en línea con Vladímir Petrov y Boris Mijáilov, este trío es considerado uno de los mejores en la historia del hockey.[2]​ Durante los campeonatos mundiales anotó 159 puntos en 105 partidos, siendo uno de los mayores anotadores de la historia.[3]

Después de su muerte, fue elegido para formar parte del IIHF Hall of Fame, el Hockey Hall of Fame, condecorado como Maestro de Deportes de la Unión Soviética y fue seleccionado como uno de los delanteros de la IIHF Centennial All-Star Team. El Trofeo Jarlámov se entrega anualmente al mejor jugador de hockey ruso de la National Hockey League, elegido por sus compañeros. La Copa Jarlámov se presenta al campeón de los playoffs de la Junior Hockey League, y la Liga Continental de Hockey nombró a una de sus cuatro divisiones en su honor.

Su madre, Carmen Orive Abad y conocida como Begoña o Begoñita (Бегонита), era de Bilbao. Durante la guerra civil española, formó parte de los 1495 niños conocidos como niños de Rusia, evacuados de la Segunda República Española a la Unión Soviética poco antes de la llegada de las tropas rebeldes de Francisco Franco.[4]​ Su madre fue evacuada en el mismo barco, vapor Habana (13 de junio de 1937) que Clara Aguirregabiria, madre del futuro jugador de baloncesto hispano-ruso José Biriukov.


Monumento a Valeri Jarlámov en Moscú.
Memorial a Jarlámov en el lugar de su muerte.