Valle del Jordán


El valle del Jordán (en hebreo: עמק הירדן, transliterado: Emek HaYarden; en árabe: غور الاردن, transliterado: Ghor Al-Urdon o Al-Ghawr) es el valle por el que discurre el río Jordán, en Oriente Medio. Esta región geográfica forma parte del rift del valle del Jordan. Tiene unos 105 kilómetros de largo y se extiende desde el mar de Galilea en el norte hasta la ribera norte del mar Muerto en el sur, donde desemboca el río Jordán. Los 155 kilómetros adicionales del rift al sur del mar Muerto hasta Aqaba, un área también conocida como valle de Aravá, no pertenecen al valle del río Jordan.

Dado que el río Jordán marca la frontera occidental de Jordania en la región, la ribera este del valle se encuentra en este país mientras que su ribera oeste se encuentra en Israel en su tramo norte, y en Cisjordania en su tramo central y meridional.

El valle del Jordán se caracteriza por ser la región de menos altitud de la tierra. Alcanza aproximadamente 400 metros bajo el nivel del mar en el Mar Muerto y se eleva progresivamente hacia el mar de Galilea y el valle de Jule, en el norte. Está limitado al este y al oeste por montes de entre 600 y 1.200 metros de altitud. Transversalmente, se compone de tres regiones geográficas. La mayor parte del valle, llamada ghor en árabe, es relativamente llana y fértil, y se ensancha hacia el sur al acercarse al mar Muerto; su suelo consiste en terra rosa procedente de la erosión de las colinas. El curso del río propiamente dicho discurre en meandros hacia el sur en un estrecho valle secundario, llamado zor en árabe, excavado por las aguas entre colinas estériles y de poca altitud, las colinas Katar o Qattara, que se extienden entre el zor y el ghor. El zor tiene entre 5 y 25 metros de ancho dependiendo de las crecidas del río. Al ser el ghor más ancho en la ribera jordana del valle, ésta cuenta con más poblados modernos y yacimientos arqueológicos.[1][2]

En el valle destacan dos grandes extensiones de agua: el mar de Galilea, de agua dulce, y el mar Muerto, de agua salada, conectados por el río Jordán. Se alimentan del agua de lluvia y de los pequeños ríos y uadis que bajan de las montañas cercanas. Estos arroyos bajan hacia el valle en sentido este-oeste y son más numerosos en el lado jordano. De norte a sur se encuentran el río Yarmuk, el-Arab, Ziqlab, el-Yabis, Kufranjeh, Rajib, ez-Zerqa, Shu'eib, Kefrein, Hesban y Azeimeh.[1]

El valle del Jordán solo recibe lluvias de octubre a mayo, y es mucho más húmedo en su parte norte que en el sur, que es casi desértico. En el norte, las temperaturas medias son de 30,5 °C en verano y 14,4 °C en invierno, con temperaturas máximas de 41,5 °C en verano y mínimas de 5,3 °C en invierno. En el extremo sur las temperaturas se elevan en varios grados centígrados.[2]


Mapa aéreo del valle del río Jordán, en el que se aprecian el mar Muerto al sur, y el mar de Galilea al norte.
Valle del Jordán en Bethabara, Jordania, a la altura de la ciudad de Jericó.