Victoria amazonica


Victoria amazonica,[1]​ nombre común Victoria regia, es un nenúfar; es el más grande de todos los nenúfares, nativo de las aguas poco profundas de la cuenca del Amazonas también pueden conseguirse en Paraguay Fue descubierto por Tadeo Henke (o Thaddäus Peregrinus Xaverius Haenke) en el Alto Perú (hoy Bolivia) en el año 1801.[2]

Se caracteriza por tener grandes hojas circulares de hasta 1 metro de diámetro que flotan sobre la superficie del agua sobre tallos sumergidos que alcanzan 7 a 8 m de largo. Pueden soportar hasta 40 kg si el peso se encuentra bien distribuido en su superficie.

La flor, que mide hasta 40 cm de diámetro, se abre al anochecer (a partir de las seis de la tarde), exhala una fragancia parecida al albaricoque, llamada por los europeos "rosa lacustre" y se mantiene abierta hasta aproximadamente las nueve de la mañana del día siguiente, para volver a abrirse la noche siguiente. La primera noche la flor es de color blanco y es femenina: sólo el estigma está maduro y puede recibir polen. La segunda noche la flor es rosada y masculina: las anteras han madurado y produce polen que sirve para fecundar otras flores. Los polinizadores son escarabajos de la especie Cyclocephala castanea que permanecen prisioneros durante el día siguiente a la primera noche y que, al escapar a la mañana siguiente, se cargan de polen.[3][4]​ Florece desde principios de marzo hasta julio.

Actualmente existen numerosas variedades gracias a las nuevas biotecnologías con las que es posible controlar el tamaño de las hojas; por esta razón se usan mucho en el paisajismo urbano, tanto en grandes lagos, como en pequeños espejos de agua.

Es un miembro del género Victoria clasificado en la familia Nymphaeaceae o, en ocasiones, en Euryalaceae.[5]​ La primera descripción publicada del género la hizo John Lindley en octubre de 1837, basándose en especímenes traídos de la Guayana Británica por Robert Schomburgk. Lindley nombró el género en honor a la reina Victoria y a la especie Victoria regia.[1][6]​ En la descripción de Schomburgk, publicada en la revista Athenaeum del mes anterior, le daba el nombre de Victoria Regina.[7]​ A pesar de que la Botanical Society of the British Isles (Sociedad Botánica de las Islas Británicas) adoptó esta ortografía en su nuevo emblema, la versión de Lindley se utilizó durante todo el siglo XIX.[8]

Un primer informe de la especie Euryale amazonica, realizado por Eduard Friedrich Poeppig en 1832, describía cierta afinidad con Euryale ferox. El botánico francés Aimé Bonpland también hizo una compilación y la describió en 1825.[6][9]​ En 1850 James De Carle Sowerby[10]​ reconoció la previa descripción de Poeppig y cambió el epíteto a amazonica, nombre que fue rechazado por Lindley y no se generalizó hasta el siglo XX.[8]


Victoria amazonica.
Analyses. Cromolitografía de la obra Victoria Regia, de Fitch 1851.
Ilustración del London News del 17 de noviembre de 1849. En primer plano, frente al estanque, se ve a la hija de Paxton, Annie.