Vidrio


El vidrio es un material inorgánico duro, frágil, transparente y amorfo que se encuentra en la naturaleza, aunque también puede ser producido por el ser humano.[1]​ El vidrio artificial se usa para hacer ventanas, lentes, botellas y una gran variedad de productos. El vidrio es un tipo de material cerámico amorfo.

El vidrio se obtiene a unos 1500 °C a partir de arena de sílice (SiO2), carbonato de sodio (Na2CO3) y caliza (CaCO3).[2]

En algunos países de habla hispana, el término «cristal» es utilizado frecuentemente como sinónimo de vidrio, aunque en rigor es incorrecto debido a que el vidrio es un sólido amorfo (sus moléculas están dispuestas de forma irregular) y no un sólido cristalino.[3]

El vidrio se puede encontrar de manera natural en forma de obsidiana, que se produce cuando lava volcánica con alto contenido en sílice se enfría rápidamente, de manera que no se formen cristales. La obsidiana se utilizó desde la prehistoria principalmente para fabricar objetos cortantes debido a que al fracturarse forma bordes afilados, con los primeros indicios en el actual Kurdistán hacia el 12.500 a. C.

Plinio el Viejo (siglo I), en su Historia Natural, cuenta que el vidrio fue descubierto a orillas del río Belus, en Fenicia, cuya arena, por su gran pureza y alto contenido en sílice fue utilizada durante toda la antigüedad para la producción de vidrio. La leyenda fue posteriormente relatada por el alquimista Georg Bauer en su tratado De re metallica:[4]

En realidad, el hombre aprendió a fabricar el vidrio muchísimo tiempo antes, probablemente a partir de la experimentación con esmaltes cerámicos o de las escorias residuales de la fundición metalúrgica. Los primeros ejemplos se han hallado en Egipto y la costa del actual Líbano hacia el 2500 a. C. en forma de cuentas de collar o abalorios y ocasionalmente recipientes y lingotes. Se cree que la elaboración del vidrio se mantenía como un secreto reservado a las áreas de producción, los artesanos de otras zonas debían limitarse a comprar lingotes para elaborar sus piezas. El vidrio fabricado durante este período no era transparente y trataba de imitar el aspecto de piedras semipreciosas. En las tumbas del periodo predinástico de Egipto, en las culturas Naqada (3500-3200 a. C.).[5]​ se encuentran con frecuencia cuentas de collares y restos de cerámica elaborados con fayenza. Aunque no vidrio propiamente dicho, la fayenza es un tipo de cerámica rica en cuarzo que muestra un acabado brillante debido a la vitrificación de su superficie.


Botella de vidrio coloreado.
La obsidiana es un vidrio natural. Tiene su origen en minerales fundidos que no se recristalizaron al enfriarse después de su erupción
Vasija de vidrio egipcio.
Fragmentos tallados de obsidiana de la cultura cicládica, 5000 a. C.
Tubo de cosméticos egipcio de la dinastía XVIII, 1550-1295 a. C.
Jarra de vidrio romano soplado y tallado, 70-120 d. C.
Figura 1: Cristal organizado de SiO2.
Figura 2: SiO2 en estado vítreo.
Figura 3: Logaritmo de la viscosidad según temperaturas (según R. Cuartas).
Depósito público para reciclaje de vidrio. En este depósito público, existen tres divisiones para separar el vidrio según su color: ya sea incoloro, verde o ámbar.
Torre de Cristal en Madrid, revestida de vidrio
Torre Agbar en Barcelona, con vidrio coloreado
Escalera de vidrio laminado
Buick de 1948 con parabrisas de vidrios planos
AMC Pacer de los años 1970 con lunas curvadas
Botellas de cerveza
Planta termosolar PS10 en Sevilla, España
Lente Carl Zeiss Tele-Superachromat, 5,6/350 T*
Matraz de Erlenmeyer
Lámpara de araña en la Sala Verde de la Casa Blanca
Teléfono móvil Nexus 5X. Pantalla protegida con Gorilla Glass 3
Figuras de colores hechas con vidrio en México