Familia Welser


Los Welser fueron una familia de banqueros de Augsburgo (Alemania) y una de las principales casas financieras de Europa en la primera mitad del siglo XVI.

Los cuatro hermanos Welser Bartolomé (1488-1561), Lucas, Ulrice y Jacobo, administraron la sociedad que su padre, Antón Welser, un exitoso comerciante de Augsburgo, había establecido en 1476 para la explotación de las minas de plata en Europa central, el comercio de textiles flamencos, lana inglesa y productos orientales. Extendieron sus negocios con factorías en Flandes, Venecia, Portugal y España.

En 1517 surgieron diferencias entre los miembros de la familia y la mayoría se establece en Núremberg, permaneciendo solo Bartolomé Welser en Augsburgo. Tras el fallecimiento de Maximiliano I de Habsburgo, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, será él, junto con la familia Fugger y otros banqueros genoveses, quienes proporcionaron el dinero necesario para obtener el voto de los príncipes electores alemanes y conseguir la coronación imperial del rey de España Carlos I en 1519, en detrimento del otro pretendiente, Francisco I de Francia. Fue un grupo de representantes de la casa banquera de la familia Welser de Ausburgo, Alemania. El 28 de marzo de 1528 el rey Carlos I expidió la Capitulación de Madrid, arrendando temporalmente la Provincia de Venezuela a la familia de banqueros alemanes Welser de Augsburgo, lo que dio pasó a la creación del Klein-Venedig[1][2][3]​ o Welserland siendo los primeros europeos no latinos sino germánicos que iniciaron el proceso colonizador en América.

En la capitulación se estipulaba que dichos territorios fuesen cedidos a la familia Welser para su explotación, con la condición de realizar la fundación de ciudades en el interior del territorio, repartir tierras, evangelizar a los indios y en general, ejercer el gobierno y ayudar a España a organizar los nuevos territorios. El primer gobernador fue Ambrosius Ehinger (o Alfinger), que utilizó como base la isla de La Española, donde los Welser habían fundado dos ciudades y tres fortificaciones. Desde allí Alfinger inició su expedición en 1529, llegó a la colonia de Santa Ana de Coro el 24 de febrero, exploró la ribera del Lago de Maracaibo y fundó la ciudad del mismo nombre. Alfinger murió en 1533 asesinado por los indios. A Alfinger le sucederán como gobernadores y exploradores de sus territorios en Venezuela otros alemanes, como Nicolás Federmann, Bartholomä Sayler, Georg von Speyer (o Jorge de Spira), Heinrich Remboldt, Philipp von Hutten y Bartholomeus Welser, quienes recorrieron la cuenca occidental del Orinoco, Los Llanos y los Andes septentrionales llegando hasta la sabana de Santa Fe de Bogotá (actual Colombia) en el caso de Federmann.


Emblema de la familia Welser.
La Armada Welser en Venezuela.