Yarisley Silva


Yarisley Silva Rodríguez (Pinar del Río, 1 de junio de 1987) es una atleta cubana especializada en el salto con pértiga. En su carrera deportiva ostenta títulos mundiales tanto al aire libre (Pekín 2015) como en pista cubierta (Sopot 2014), además de una medalla de plata en Juegos Olímpicos de Londres 2012, y tres veces el título panamericano de la especialidad.[1]

A la edad de ocho años Yarisley practicaba el ballet clásico, pero fue rechazada por una academia de baile por su tendencia al sobrepeso.[2]​ Tras otro intento fallido de ingresar a la Escuela de Arte para formarse en el piano, comenzó la práctica del atletismo a la edad de 13 años, y se especializó en el salto con pértiga con el profesor Alexander Navas.[3]​De hecho tenía como antecedente en el deporte a su propia madre Magalys Rodríguez quien había practicado el lanzamiento de jabalina.[4]

Pese a obtener éxitos a nivel escolar, su incipiente carrera tenía muchos obstáculos entre la escasez de material deportivo y las críticas contra su persona ya que le echaban en cara su baja estatura y sobrepeso como impedimentos para desarrollarse en la prueba.[4]​Sin embargo, aunque en el año 2006 asistió al campeonato mundial júnior de Pekín en el que no estableció ninguna marca;[5]​en los Juegos Panamericanos de 2007 logró ubicarse en el tercer puesto del podio con un registro de 4,30 m,[6]​resultado que fue considerado una de las sorpresas del evento atlético.[7]

Tuvo su primera experiencia en Juegos Olímpicos en Pekín 2008, en el que marcó una altura de 4,15 m en ronda preliminar.[8]​Sin embargo, el 2009 triunfó en el Campeonato Centroamericano y el Caribe de Atletismo de La Habana, con una marca de 4,40 m.[9]

En Daegu 2011, Silva se presentó a su primer mundial de atletismo, y pudo clasificar a la ronda final en la que se posicionó quinta con 4,70 m, nueva marca nacional.[10]​Ese mismo año acudió a los Juegos Panamericanos de Guadalajara, y en una cerrada competencia logró arrebatar el título a la monarca del 2007, la brasileña Fabiana Murer, reciente campeona mundial en Daegu. Silva dejó su marca en 4,75 m, nueva marca panamericana que también estaba en posesión de Murer, quien intentó por tres veces saltar los 4,80 m sin éxito.[11][12][13]

En la temporada del año 2012, había tenido un buen desempeño en la Liga de Diamante con dos segundos puestos en las reuniones de Nueva York (4,70 m) y Mónaco (4,62 m), antes de los Juegos Olímpicos de Londres. En dicho evento logró llegar a la ronda final, en la que también se encontraban Fabiana Murer y la plusmarquista Yelena Isinbáyeva.