Yaroslav II de Nóvgorod


Yaroslav II Vsévolodovich (en ruso Яросла́в II Все́володович), nombre cristiano Teodoro (en ruso, Феодо́р) (8 de febrero de 119130 de septiembre de 1246), fue Gran príncipe de Vladímir (12381246), de Nóvgorod y de Kiev, y ayudó a restaurar su país y su capital después de la invasión mongola de la Rus de Kiev.

En 1200, fue enviado por su padre a gobernar el Principado de Pereyáslavl cerca de las estepas cumanas. Seis años después, fue llamado por los boyardos de Hálych para gobernar su ciudad pero no pudo reclamar el trono de manera efectiva. Entonces fue enviado a tomar Riazán, pero la obstinada oposición de los habitantes llevó a que la ciudad acabase quemada. En 1209, Vsévolod envió a Yaroslav a oponerse a Mstislav Mstislávich el Valiente en Nóvgorod. Después de varias batallas, los dos príncipes hicieron la paz, y Yaroslav se casó con la hija de Mstislav, Rostislava Mstislavna o Teodosia.

En su lecho de muerte, Vsévolod el Gran Nido le legó Pereslavl-Zaleski. En el conflicto entre sus hermanos mayores Konstantín y Yuri, Yaroslav apoyó al último. En 1215, aceptó la oferta de los novgorodianos de convertirse en su príncipe pero, deseando vengarse de su anterior traición, capturó Torzhok y bloqueó sus suministros de grano a Nóvgorod. Varios meses después, fue derrotado por su suegro en la Batalla de Lípitsa (en:Battle of Lipitsa) y tuvo que retirarse a Pereiáslav (en:Pereiaslav-Khmelnytskyi); un yelmo que perdió durante la batalla se habría recuperado por arqueólogos en 1808.

En 1222, Yaroslav, finalmente entronizado en Nóvgorod invadió toda Estonia y asedió su capital, Kolyván. Cuatro años más tarde, devastó Finlandia y dio nombre a Karelia. Su siguiente ambición fue sojuzgar Pskov, pero los novgorodianos rehusaron guerrear contra su vecino. Yaroslav marchó enojado y tomó el enclave novgorodiano de Volokolamsk. En 1234, regresó a Nóvgorod y varios años más tarde derrotó a sus principales enemigos, los lituanos y los caballeros teutónicos. En 1236, siguió el consejo de Daniel de Galitzia y se trasladó de Nóvgorod a Kiev, dejando a su hijo, Alejandro como representante en el Norte.

En 1238, cuando los mongoles invadieron la Rus de Kiev por vez primera y su hermano mayor Yuri fue asesinado en batalla, Yaroslav dejó Kiev por Vladímir, donde fue coronado «Gran príncipe». Yaroslav intentó restaurar las ciudades del Principado de Vladímir-Súzdal después de los asaltos e incendios mongoles. En 1243, fue llamado por Batu Kan a la capital de la Horda de Oro Sarái. Después de una larga estancia, Batu Kan le dio el yarlyk (en:jarlig) o patente del cargo de Gran Príncipe de Vladímir, convirtiéndose Yaroslav en el primer kniaz (príncipe) en recibirlo de manos del kan. Dos años más tarde fue llamado por Guyuk Kan, el Gran Kan del Imperio mongol, a su capital Karakórum. Allí fue envenenado por la esposa del kan y murió una semana después de que se le permitiera regresar a casa.


Yelmo de Yaroslav II de Nóvgorod.