Yuan Shikai


Yuan Shikai (chino tradicional: 袁世凱, chino simplificado: 袁世凯, pinyin: Yuán Shìkǎi, Wade-Giles: Yüan Shih-k'ai; 16 de septiembre de 1859-6 de junio de 1916) fue un militar y político chino durante el final de la dinastía Qing y la primera época de la República de China. Presidió esta de marzo de 1912 hasta su fallecimiento en junio de 1916.[1]​ Su mandato se caracterizó principalmente por el fracaso de la implantación del sistema parlamentario en China y por el reforzamiento del poder de los caudillos militares de las provincias.[1]

Su nombre de cortesía (字) fue Weiting (慰亭, a veces escrito también como 慰廷 o 尉亭). Su seudónimo hào (號) fue Rong'an (容庵).

Comenzó su carrera pública como militar.[2]​ Destacó en especial por mandar las tropas chinas en Corea en 1884.[2]​ Protegió a los extranjeros durante el levantamiento bóxer y desempeñó luego diversos cargos públicos.[2]​ Caído en desgracia, fue, sin embargo, convocado luego por la corte imperial para enfrentarse con los rebeldes republicanos durante la Revolución Xinhai de 1911.[2]​ Fue nombrado primer ministro imperial y aprovechó el cargo para imponer la abdicación del emperador y hacerse con el poder.[2]

Las crisis en política exterior durante su periodo como presidente de la república terminaron siempre en reveses para China: Yuan no pudo impedir que tanto Mongolia Exterior como Tíbet acabasen bajo control de potencias europeas.[3]

Tuvo una actuación destacada durante la Rebelión de los Bóxer, en la que protegió a los residentes extranjeros de los ataques de los rebeldes.[2]​ En septiembre de 1901 el gobierno imperial le nombró legado de Beiyang y le envió a Hsiaochan, en las cercanías de Tianjin para formar un nuevo ejército moderno.[4]​ Yuan trasladó entonces la academia militar a Baoding (conocida también como Academia Militar de Beiyang) y formó la gendarmería de Tianjin.[4]

En 1902, la emperatriz Cixi le nombró ministro de Beiyang, zona que comprendía las actuales provincias de Hebei, Liaoning y Shandong.


Instrucción de soldados chinos del nuevo ejército formado por Yuan por encargo de la corte imperial.
Moneda con la efigie del presidente Yuan Shikai. Durante su mandato, no solo el Gobierno central, sino también algunas provincias, emitieron su propia moneda, a menudo sin aval alguno.
Yuan en la toma de posesión como presidente interino, el 10 de marzo de 1912. Lo rodean militares, que formaron el verdadero sostén del poder del presidente durante su periodo al frente de la nueva República de China.
Sublevación de las provincias por la pretensión de Yuan de restaurar la monarquía y hacerse emperador.